sábado, 8 de noviembre de 2008

OSHO (Extraído del "Libro de la Nada")


"NO DOS"

Cuando surja la duda, cuando te sientas dividido, cuando veas que está apareciendo una dualidad, simplemente di para tu interior: “NO DOS”.
Pero dilo con consciencia, no lo repitas de una manera mecánica!
Puedes hacerlo mecánicamente, pero entonces no lo has entendido; tú haces todo pero sigues sin comprenderlo.
O bien lo puedes hacer en plena consciencia, inteligencia y comprensión, y entonces la cosa ocurre.

Siempre que sientas que el amor está surgiendo di: “NO DOS”. De otra forma el odio estará esperando; son uno. Cuando veas que el odio, el miedo, la muerte están surgiendo di: “NO DOS”.

…Porque el que insulta y el que ofende son uno. Así que ¿por qué preocuparse?. Ese hombre no te ha hecho nada a ti, se lo ha hecho a si mismo; porque sólo existe el uno.

…Cuando le gritas a un amigo, a tu esposa, a tu marido, siempre que te enfadas (¿has pensado en ello alguna vez?), en realidad el motivo es una cosa insignificante.
Tú acumulas ira mas allá de toda proporción y de ahí sale la agresión.

Siempre que te ocurra, repite (no mecánicamente, sino conscientemente): “NO DOS” y sentirás una profunda relajación muy dentro de tu corazón.
…….y entonces no cabe la elección, no hay nada que elegir, nada que te guste o te desagrade.

Entonces todo está bien, puedes bendecir todo. Entonces vas donde la vida te lleva. Confías en la vida.

Si dices:”dos”, entonces no confías. La confianza sólo es posible si yo y el todo somos uno, ¿cómo va a ser posible la confianza sino?. La confianza no es una postura intelectual, una actitud. Es una respuesta total al sentimiento de que sólo existe el uno, no dos.
Por muchas veces que sientas que llegan las dudas, la confusión, la división, el conflicto, repítelo en silencio y profundamente. Primero hazte conciente del conflicto, luego repite silenciosamente “NO DOS” y observa lo que ocurre.
El conflicto desaparece. Aunque solo desaparezca por un simple momento, será un gran fenómeno. Estás cómodo, de repente no hay enemigo en el mundo, de repente todo es uno. Es una familia, y el todo es maravilloso contigo.

1 comentario:

grace dijo...

buenisimoooobesos grace