martes, 3 de marzo de 2009

QUIEN SOY Y DE DONDE VINE

Latif era el pordiosero más pobre de la aldea, cada noche dormía en el zaguán de una casa diferente, frente a la plaza central del pueblo.
Cada día se recostaba debajo de un árbol distinto, con la mano extendida y la mirada perdida en sus pensamientos.
Cada tarde comía de la limosna o de los mendrugos que alguna persona caritativa le acercaba.
Sin embargo, a pesar de su aspecto y de la forma de pasar sus dias, Latif era considerado por todos, el hombre más sabio del pueblo, quizás no tanto por su inteligencia, sino por todo aquello que había vivido.

Una mañana soleada el rey en persona apareció en la plaza. Rodeado de guardias caminaba entre los puestos de frutas y baratijas buscando nada.
Riéndose de los mercaderes y de los compradores, casi tropezó con Latif, que dormitaba a la sombra de una encina.
Alguien le contó que estaba frente al más pobre de sus súbditos, pero también frente a uno de los hombres más respetados por su sabiduría

El rey, divertido, se acercó al mendigo y le dijo: 'Si me contestas una pregunta te doy esta moneda de oro.'
Latif lo miró, casi despectivamente, y le dijo:
Puedes quedarte con tu moneda, para qué la querría yo?
¿Cuál es tu pregunta?
Y el rey se sintió desafiado por la respuesta y en lugar de una pregunta banal, se despachó con una cuestión que hacía días lo angustiaba y que no podía resolver.

Un problema de bienes y recursos que sus analistas no habían podido solucionar.
La repuesta de Latif fue justa y creativa.

El rey se sorprendió; dejó su moneda a los pies del mendigo y siguió su camino por el mercado, meditando sobre lo sucedido.
Al día siguiente el rey volvió a aparecer en el mercado.

Ya no paseaba entre los mercaderes, fue directo a donde Lafit descansaba, esta vez bajo un olivar. Otra vez el rey hizo una pregunta y otra vez Latif la respondió rápida y sabiamente.
El soberano volvió a sorprenderse de tanta lucidez.
Con humildad se quitó las sandalias y se sentó en el suelo frente a Latif.
'Lafit te necesito,' le dijo. 'Estoy agobiado por las decisiones que como rey debo tomar.

No quiero perjudicar a mi pueblo y tampoco ser un mal soberano.
Te pido que vengas al palacio y seas mi asesor.
Te prometo que no te faltara nada, que serás respetado y que podrás partir cuando quieras... por favor.

Por compasión, por servicio o por sorpresa, el caso es que Latif, después de pensar unos minutos, aceptó la propuesta del rey.
Esa misma tarde llegó Latif al palacio, en donde inmediatamente le fue asignado un lujoso cuarto a escasos doscientos metros de la alcoba real.

En la habitación, una tina de esencias y con agua tibia lo esperaba.

Durante las siguientes semanas las consultas del rey se hicieron habituales.
Todos los días, a la mañana y a la tarde, el monarca mandaba llamar a su nuevo asesor para consultarle sobre los problemas del reino, sobre su propia vida o sobre sus dudas espirituales.
Latif siempre contestaba con claridad y precisión.
El recién llegado se transformó en el interlocutor favorito del rey.


A los tres meses de su estancia ya no había medida, decisión o fallo que el monarca no consultara con su preciado asesor.
Obviamente esto desencadenó los celos de todos los cortesanos que veían en el mendigo-consultor una amenaza para su propia influencia y un perjuicio para sus intereses materiales.

Un día todos los demás asesores pidieron audiencia con el rey...
Muy circunspectos y con gravedad le dijeron.
'Tu amigo Latif, como tú llamas, está conspirando para derrocarte.
''No puede ser' dijo el rey. 'No lo creo.'
'Puedes confirmarlo con tus propios ojos,' dijeron todos.

'Cada tarde a eso de las cinco, Latif se escabulle del palacio hasta el ala Sur y en un cuarto oculto se reúne a escondidas, no sabemos con quién.
Le hemos preguntado a dónde iba alguna de esas tardes y ha contestado con evasivas.
Esa actitud terminó de alertarnos sobre su conspiración.
El rey se sintió defraudado y dolido.

Debía confirmar esas versiones.

Esa tarde a las cinco, aguardaba oculto en el recodo de una escalera.
Desde allí vio cómo, en efecto, Latif llegaba a la puerta, miraba hacia los lados y con la llave que colgaba de su cuello abría la puerta de madera y se escabullía sigilosamente dentro del cuarto.

'Lo visteis' gritaron los cortesanos, 'lo visteis?
'Seguido de su guardia personal el monarca golpeó la puerta.'¿Quién es?' dijo Latif desde adentro. 'Soy yo, el rey,' dijo el soberano. 'Ábreme la puerta.' Latif abrió la puerta.No había nadie allí, salvo Latif.
Ninguna puerta, o ventana, ninguna puerta secreta, ningún mueble que permitiera ocultar a alguien.

Sólo había en el piso un plato de madera desgastado, en un rincón una vara de caminante y en el centro de la pieza una túnica raída colgando de un gancho en el techo.

'¿Estás conspirando contra mi Latif?' pregunto el rey.
'¿Cómo se te ocurre, majestad?' contesto Latif.
'De ninguna forma, ¿por qué lo haría?'
'Pero vienes aquí cada tarde en secreto..
¿Qué es lo que buscas si no te ves con nadie?
¿Para qué vienes a este cuchitril a escondidas?
'Latif sonrió y se acercó a la túnica rotosa que pendía del techo.
La acarició y le dijo al rey:
'Hace sólo seis meses cuando llegué, lo único que tenía eran esta túnica, este plato y esta vara de madera' dijo Latif.

'Ahora me siento tan cómodo en la ropa que visto, es tan confortable la cama en la que duermo, es tan halagador el respeto que me das y tan fascinante el poder que regala mi lugar a tu lado... que vengo cada día para estar seguro de no olvidarme de QUIÉN SOY Y DE DÓNDE VINE'
Gracias por indicarme el autor!!!!
BUCAY

47 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Y es que quien olvide quien es...al final se desconoce.

Bonito cuento...no se de quien es...por ahora es tuyo.

Angeles dijo...

Estos cuentos son de todos y para tenerlos siempre presentes, la comodidad de ciertas cosas nos llevan a olvidar lo verdaderamente importante.
Es bellísimo:))
Un abrazo.

rivela dijo...

Hermosa historia que nos hace reflexionar sobre quien somos y de donde venimos para saber a donde nos dirigimos.
Pasa mucho sobre todo entre los "nuevos ricos " que pretenden olvidar y renunciar a sus orígenes. Un saludo

Cadinho RoCo dijo...

A sabedoria transcende o conforto e e os agrados que não devem confundir quem de fato somos.
Cadinho RoCo

Zamora dijo...

Jorge Bucay Dr, este cuento es de el, es tuyo y es de todos.
Es de sabios no olvidar la precedencia, el comienzo, son los pilares del ahora.
un beso mi flor .creo que ese es el escritor del cuento.

Antonella Beatriz Cuevas Zambrano dijo...

Creo que es uno de los cuentos para pensar de Jorge Bucay, escritor argentino....tiene varios cuentos para refleccionar..como..cartas para claudia....

J. Alberto Faccio Vedani dijo...

Hermoso cuento Roxana, y te dire mas: como yo lo veo; todos los politicos tendrían que tener un Latif a quién consultar los verdaderos asuntos del pueblo y del Estado, hay tanta verdad en el cuento, como no!!, grande Jorge Bucay.

Te felicito, Besos

María Laura dijo...

GENIAL!!!!

CUANTAS VECES OLVIDAMOS EL ORIGEN, Y QUE TRISTES QUEDAMOS ANTE LA VISTA DE AQUEL QUE NOS CONOCIÓ,

MUY BELLO, SI ME PERMITES, DESEO LLEVARLO CONMIGO. AGUARDO TU PERMISO.

BESITOS.

tresa dijo...

Hola! eso mismo pienso yo !!
!Saludos!

LOLA dijo...

Me he leido todos los libro de Bucay¿de cual de todos es esta historia tan bonita?No puede ser que no me acuerde de ella!!

roxana dijo...

María laura: es de Bucay. si él me lo prmite colocar aqui para que lo compartamos, yo no soy quien para no permitirte. Un beso
Guardalo y lelo seguido, cuando cree que se olvidó! por las dudas1 Un beso

LOLA dijo...

Roxana cariño tranquila por el mate ya te dije que cuando sea sera igual de bienvenido.Un besazo guapisima!!

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Muy sabio el contenido del cuento, si no olvidamos quienes somos, siempre actuaremos con rectitud y con compasion y respeto hacia los demás. Pues todos venimos de donde mismo e iremos al mismo origen.

mia dijo...

Hay quienes viven sin apoyarse

en la memoria del pasado

como si pretendieran excluirse del mismo

Y hay quienes le cultivan como regocijo...

Mantenerse en término medio

significa equilibrio...

besos

SOL dijo...

Es genial... No olvidar jamas nuestras raíces por mas humildes que sean.. las mias son muy humildes, fue una infancia triste (por otros motivos) pero no por la pobreza.. ella me ha enseñado a vivir...
Yo tampoco quiero olvidar quien soy y de donde vine!!!
Besos llenos de luz cielo!!!

MAMEN... dijo...

Estas palabras me han emocionado profundamente, porque nunca debemos olvidar quienes fuímos un día y de donde venimos.. Un buen aprendizaje, sin duda alguna¡¡¡;)

UN BESIIITOOOO GUAPAAAAAA¡¡

Alicia María Abatilli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alicia María Abatilli dijo...

Todo pasado es un pilar en el que apoyamos nuestro futuro.
Te dejo un abrazo.
Alicia

Duarte dijo...

Cautivante relato. Muy bien narrado.
Me ha gustado, mucho.

Desde amigos de Portugal besos

Gustavo dijo...

Que importante la simplicidad!, un abrazo :-) Gustavo.

joselop44 dijo...

Es un cuento precioso y con una muy buena moraleja.
Saludos

Adrisol dijo...

estos relatos sirven para reflexionar sobre quienes somos en realidad para saber hacia dónde vamos.........jamas olvidarnos de nuestros orígenes!!!!!!

un abrazo, reina

Tormenta dijo...

El no olvidar de donde venimos es la mejor forma de ir aprendiendo el nuevo camino que nos conduce hacía donde vamos.

Gracias por hacerme reflexionar,

Saludos,

T

Luz de Gas dijo...

Este cuento es fantástico, ese si que era un sabio

Besos

Lia dijo...

He leido bastante a Bucay, y lo recomiendo a todos, porq de una forma sencilla nos hace comprender muchas lecciones q no deveriamos olvidar como la q reflejas en este hermoso cuento.

Un beso y siento mi ausencia en estas ultimas semanas, pero me falta el tiempo, no es por ganas!!

runner48 dijo...

Bonita y enriquecedora historia...gracias
bss

Leni dijo...

Prciosa historía...preciosa¡¡
Quíen olvida sus raices ..Se pierde a sí mimo..
Un sábio puede enseñarle mucho a un mendigo.
Pero un mendigo le puede enseñar mas a un sábio.
Encantada de conocerte.
Besos

cynthia dijo...

Gracias por compartir, ayudas a reflexionar, analisar y disfrutar de tu compañia.

besos.

Franziska dijo...

Es una tendencia muy acusada en los seres humanos, lo fácilmente que olvidamos qué somos y de dónde venimos. Es muy bonito el relato y tiene el ambiente de los cuentos hindues.

mimbre dijo...

Hola Roxana...
Gracias por visitar mi "rincón", espero que sea de tu agrado. Espero tus visitas, sos bienvenida.
Estoy leyendo este cuento, hermoso por cierto,por el ejemplo que nos deja..verdad. Nunca debemos olvidar nuestros origenes, así sabremos quienes somos y de donde vinimos. Jorge Bucay...Maestro¡¡
En más te sigo y leo..Si¡¡
Te saludo...
Osvaldo

Liliana G. dijo...

Es ser y el trascender nacen de la misma región de las utopías y se deshacen de ella durante su camino por la vida.
Hermoso, amiga.
Besos.

Ahora hago el Universo Nuevo dijo...

hola graica spor visitar mi blog en serio
espero que sigas haciendolo
te saludo un abrazo y hasta pronto
a la noche leere tu blog un poco mas vale?

Moony-A media luz dijo...

Geniallllllll absolutamente geniallllll

Si todos recórdaramos siempre de donde venimos, quienes somos, las cosas nos irían mejor.
Con tu permiso, lo copio para tenerlo presente.

Un beso grande.

Neogeminis dijo...

hola!
Llego aquí de casualidad y me entretuve con el cuento de Bucay, siempre es bueno recordar nuestras raices para no perder nuestra identidad, además, si comparamos el ayer con nuestro hoy podremos comprobar si en realidad avanzamos o nos estancamos en neustro crecimiento.

te dejo un saludo,
desde Rosario

Eros dijo...

roxana...
Si uno aprendiera a que nuestros miedos, son inventados por nosotros
mismos, se aprende siempre de la alegria y del dolor, y jamas podras
olvidar nada de lo vivido por vos..
Una feliz semana rox!
Gracias por tu visita!!

Silvia dijo...

Hay que ser siempre agradecido con la vida que hemos tenido, para poder disfrutar la que tenemos.
Muy bonito.
Un beso

neblina dijo...

Por algo era sabio Latif, aunque no es lo frecuente entre los que suben rápido en posición social.
Más que de dónde venimos, me quedo con quiénes somos, eso es para mi lo importante, así no hay manera de olvidar nuestros trajes, ya que no son necesarios, ni rotos o haraposos, ni de preta-porter.
¡Besillos!

Yosef Un Clandestino dijo...

Visita novedades de Psicoterapia
QUIEN SOY Y DE DONDE VENGO: EL TALLER DE GENOGRAMA. UN VIAJE POR LAS INTERACCIONES Y JUEGOS FAMILIARES de CEBERIO, MARCELO R.
TRES HACHES
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9789879318270
Nº Edición:1ª
Año de edición:2004
Plaza edición: BUENOS AIRES
Clandestino....

Yosef Un Clandestino dijo...

http://www.libreriapaidos.com/libros/7/987931827.asp
ES LA DIRECCION DEL LO ANTES DICHO

ES UN CUENTO QUE FUE CREADO PARA GRAFICAR UNA ANECDOTA.-
Un cuento en el que recordamos quienes somos y de dónde venimos, que son dos datos tan importantes para la memoria.
En el fondo a todos nos interesa que nos recuerden que somos desagradecidos y que debemos recordar a aquellos que nos hicieron bien...
Es un cuento muy viejo y no de Bucay, como alguien lo manifesto.-
Me agradaria sobre manera desasnarme, y si ese Sr. me
informara el titulo del libro de bucay donde esta escrito ese cuento
y que diga que es de su autoria.-
Clandestino....

Sara dijo...

SENCILLAMENTE DIVINO, IMPRESIONANTE, ya lo conocía, pero....es tal el placer para mi leer a Bucay, y leerlo en tu blog aún más....asi es que... continué hasta el final, lo leí una vez más y.............disfruté una vez más.Gracias ROXANA por tan preciosa lección, a modo de cuento tan sabio...que bonito!!!!
Hoy se podría enlazar muy bien la esencia de este cuento, a mi entrada en el blog.
Un abrazote fuerte, fuerte que te recuerde que eres una personita grande y que vienes de un lugar estupendo. Muackkkkkkkkkkkk

Clares dijo...

Hola, Roxana. Gracias por tu comentario en mi blog. He pasado a saludarte y he leido este bonito cuento, tan ilustrativo. Nadie debería olvidar de dónde viene. Hermoso.

Cecy dijo...

Hola Roxana, sabes que este cuento me maravillo desde la primera vez que lo lei y no me canso de leerlo.

Besitos.

Lely Vehuel dijo...

Hola Roxana, sigue siendo muy interesante tu blog,seguire pasando.

María Laura dijo...

GRACIAS ROXANA,

ACABO DE LEER QUE ES DE BUCAY.

ES UNO DE MIS TRES AUTORES FAVORITOS!!!

ASÍ QUE ME LO LLEVO.

GRACIAS!!!

Natacha dijo...

Ahí radica la grandeza de algunos seres humanos. No olvidar nunca que nada trajimos y que nada nos podremos llevar.
Un beso, amiga mía.
Natacha.

Silvy dijo...

Guauuuu!!Roxana me quedé impresionada con tu blog!!Gracias por t visitas al mio y comentario,es todo un honor!:))

Voy a disfrutar un poquito más con la lectura por aca.

un abrazo!

LOLA dijo...

Clandestino,bucay siempre deja muy clarito que muchos de sus cuentos son cogidos de otros sitios para explicarnos mejor sus enseñanzas ,así que tranquilo ,que bucay es un tipo muy legal y no le quita el mérito a nadie,relajate!!cuando decimos es de bucay...solo estamos diciendo donde lo leemos.ok?un saludo