domingo, 1 de marzo de 2009

¿AUTOCRITICO? ¿INFELIZ?

Recientes estudios vinculan el perfeccionismo con la depresión o las adicciones

NEW YORK.- Cualquier película de deportes, libro de bolsillo comprado en aeropuerto o cinta de motivación, da unas pocas y rígidas reglas para el éxito. Crea en sí mismo. No tome un no como respuesta. Nunca se dé por vencido. No acepte ser el segundo. Por sobre todo, sea honesto consigo mismo. Es difícil discutir esas máximas. Parecen evidentes.
Si no están escritas en la Constitución, al menos son parte de la marea cultural que inunda todo, desde el discurso dicho en el entretiempo de los encuentros deportivos hasta las conferencias institucionales y las clases de preparación para el test de aptitud escolar.
Sin embargo, unos estudios recientes advierten contra tomar las perogrulladas sobre el éxito con demasiada seriedad.
La nueva investigación se centra en un tipo conocido, los perfeccionistas que sienten pánico o a quienes se les queman los fusibles si las cosas no salen bien.
Los hallazgos no sólo confirman que esos puristas a menudo están en riesgo de agotamiento mental -como Freud, Alfred Adler e incontables padres lo han predicho-, sino que sugiere que ese perfeccionismo es una lente valiosa para comprender una variedad de dificultades mentales aparentemente no relacionadas, desde la depresión hasta las conductas compulsivas y la adicción.
Algunos investigadores dividen a los perfeccionistas en tres tipos, basados en las respuestas dadas en cuestionarios estándar: los luchadores orientados hacia sí mismos, que luchan para lograr niveles altos y que parecen estar en peligro de depresión por autocrítica; los fanáticos que se centran en lo externo y que esperan la perfección en los otros y que a menudo arruinan las relaciones, y los desesperados por alcanzar un ideal, que están convencidos de lo que los otros esperan de ellos, un factor de riesgo para el pensamiento suicida y los trastornos alimentarios.
"Es natural que la gente quiera ser perfecta en unas pocas cosas; digamos, en su trabajo; ser un buen editor o un buen cirujano depende de no cometer errores -afirmó Gordon L. Flett, profesor de psicología de la Universidad de York y autor de muchos estudios-.
Es cuando esto se generaliza en otras áreas de la vida, el hogar, la apariencia, los hobbies, que se comienza a ver los verdaderos problemas." ...
(CONTINÚA PERO AQUI LO CORTO)
Me pareció interesante compartir esta parte del artículo, pero... no seamos tan autocríticos que dejemos que la vida se nos pase por perfeccionistas, pues creo que a lo único que lleva es a la infelicidad.
SEAMOS NOSOTROS Y LIBERÉMOSNOS DE TANTA PRESION INTELECTUAL POR UN RATO TAL VEZ!
ESO ES PARTE DE LA VIDA UN RESPIRO Y UN OCIO QUE TAN BIEN VIENE,
SOBRE TODO UN DOMINGO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

23 comentarios:

Mustafa Şenalp dijo...

çok güzel site.::)

roxana dijo...

Mustfa. ¡¡Te ntendi perfecto!!!!!!!!!!
Buen domingo!

Zamora dijo...

yo soy autocritico en la justa medida..ya bastante sufrimos con lo de fuera que encima con lo de dentro.
un beso mi flor del bosque, como dice nuestro amigo ..fluir
muaaaaaaaaaaac

Myr dijo...

Interesante articulo, no me queda clara la fuente, me refiero al estudio!?

Aunque no soy muy amiga de los tipos puros, tampoco que sea esa la unica causa del agotamiento mental.....seriamos medio planeta la que caeria en esa definicion...

SI ME PARECE IMPORTANTE QUE COMO TU DICES, SEPAMOS VALORAR EL OCIO, y sepamos tomarnos los necesarios descansos para salir de nuestras obligaciones cotidianas que a veces no por perfeccionismo, pero si por mero sentido del deber, vamos asumiendo y sin darnos cuenta vamos incrementando al vernos sometidos a las exigencias del entorno.......

Entonces... que mejor que una buena ensalada de pepinos en domingo?

Beso grande

Para saborear el

Myr dijo...

Coincido contigo en que Mustafa se expreso muy claro, todavia me estoy riendo de tu contestacion.....

Creo que lo que te dice es:
que le encanto tu blog!


Besos

neblina dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu post, Roxana, el perfeccionismo siempre acarrea frustracción, ya que nunca se llega a las metas y los propósitos establecidos, ya que jamás podemos hacerlo todo perfecto; y en el caso en que el perfeccionista lo consiguiera, querría más y más.
El perfeccionismo es un paranoia del alma, tal y cómo yo lo veo, y falta de humildad, mezclada con autoestima baja.
Necesidad de destacar, miedo al rechazo, comparación continua con el resto... etc, etc.
Además afecta al entorno, se quiere controlar todo de manera casi obsesiva, y por supuesto se cae en adicciones, para controlar ese tejemaneje interno.

Lo importante es sacarse partido de las características particulares, todos tenemos ese "algo", que nos hace especial a ojos de otros.

¡Un Beso!

neblina dijo...

PD: Te lo dice alguien que antes era perfeccionista y se deprimió, y ahora es un desastre, alegre :D

Cecy dijo...

Je.

Intentarè hacerte caso, por ser Domingo.

Besos y buena semana.

:)

Sara dijo...

Mi querida Roxana, el mundo está muy mal repartido: unos porque se pasan y otros porque no llegan, mi impresión es que los dirigentes del mundo, si que debieran ser más autocríticos, ¡y son muchos los que dirigen!, asi es que... si hicieran más autocrítica no crees sinceramente que este mundo no iría hacia dónde va???? asi es que hoy, no voy a estar de acuerdo contigo, yo sinceramente creo, que el mundo hoy necesita ¡MUCHA MÁS AUTOCRÍTICA!
Un abrazote lleno de cariño

SilviaE.D. dijo...

Hola Roxana!
Creo que debemos ser autocríticos, pero sin llegar al perfeccionismo. Somos humanos y tenemos fallas(grandes y pequeñas). La idea es hacer bien o todo lo mejor que podamos nuestras actividades, conociendo nuestros propios límites. O sea, buscar el equilibrio...un poco dificil hoy en día, no?
Besos!

JUAN JES dijo...

Interesante Roxana, yo alguna vez leí en alguna revista de divilgación científica, era una revista alemana, me parece, que la "mediocridad" es la fórmula de la paz y la felicidad, que la mediocridad se volvió negativa a partir del Siglo XX pero que antes era un valor saludable, y recuerdo que me impresionó mucho es areflexión, y lo que dices va en línea con eso, justamente, abrazos!

Adrisol dijo...

el perfeccionismo siempre llega a la desilusión.....jamás se consigue, jamás encontraremos lo que buscamos y el dolor es muy grande.....
no es conformarse, sino aceptar lo que hay.

un abrazo, reina

MUSMUKEANDO - FRANZ MAX dijo...

YO SOY AUTOCRITICO, ME GUSTA MUCHO HACER LO K HAGO, HASTA K UN DIA ME DI CUENTA K ESTABA VOLVIENDOME INFELIZ ENCERRADO EN 4 PAREDES, SALI A LIBERARME PERO LAMENTABLEMENTE NO ELEGÌ UN DOMINGO COMO TU RECOMIENDAS, ELEGÌ UN MARTES Y MIERCOLES, RESULTADOS. .. DESPUES DE ESO PERDÌ EL TRABAJO

SALUDOS

Magdalena Salamanca dijo...

Hola Roxana me acerco a tu blog para agracerte tus comentarios y decirte que las conferencias están saliendo muy bien, es una pena que estés tan lejos. Un saludo.

LOLA dijo...

Tomare nota...un besazo reina.Muy bueno lo de mustafa jajaja

roxana dijo...

SARA AUTOCRITICA SI!!!!!!! PERO NO PERFECCIONISMO!
Muchos se enferman de poder y quieren ser tan obsesivamente perfeccionistas que no ven la realidad. la realidad no es perfecciòn!. a ESO VOY! somos humanos, pensamos como humanos y fallamos como humanos! por eso creo que hoy se necesita mas humanidad y menos pefeccionismo!
POR QUERER HACER LAS COSAS TAN PRFECTA SALEN PERFETAS!!!!
UN BESO

MAMEN... dijo...

Creo que cada uno hace las cosas dentro de sus posibilidades, y si se llega al extremo creo que ya no es bueno¡¡¡;)

BESOOOOSSSS GUAAPÍIISSIMAAA¡¡¡

Noelplebeyo dijo...

Me quedo en un luchador deseperado acosado por fanáticos médicos que me quieren encerrar

jajaja

Nerina Thomas dijo...

Muy buen post sin duda. Para recordarlo. un abrazo

María Laura dijo...

HAY DIFERENCIA ENTRE PERFECCIONISTA E INSOPORTABLE?

JAJAJAJ

TIENES UN PREMIO EN MI BLOG,

FELICITACIONES!!!

BESITOS.

joselop44 dijo...

Pues la verdad es que en muchos aspectos soy demasiado poco perfeccionista y demasiado poco competitivo. Soy más de disfrutar de la vida, sin hacer daño a nadie y ayudando a quien me sea posibe. Seguramente debería ser algo más perfeccionista y competitivo, pero soy así, y soy bastante feliz.
Saluds

Charo dijo...

La perfección, algo ¡si! pero no con obsesión, te amargas la existencia.
Es difícil encontrar la medida justa
pero algo yo creo si bueno!!!

Roxana que reflexiones no dejas siempre gracias por ello.

Un fuerte abrazo

Myr dijo...

ASI ES.... MAS HUMANIDAD,
ES LO QUE NECESITAMOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!

La humanidad nos hace imperfectamente bellos
pero humanos.

BESOS